Site Loader
Home

Es hora de tomar algunas decisiones de inversión. El comienzo de un nuevo año es una buena oportunidad para completar una revisión financiera del año que acaba de pasar y ver lo que ha logrado en términos de construir su patrimonio, aumentar su patrimonio neto y hacer crecer sus inversiones. Solo entonces puede considerar qué resoluciones financieras lo ayudarán a lograr sus objetivos en el futuro.

En el Año Nuevo, tenemos cuatro movimientos que puede considerar para tener una perspectiva financiera más brillante. (Para obtener información relacionada, haga una lista de verificación de planificación financiera anual).

  • Pague menos tarifas de inversión

Las tarifas pueden ser un gran detractor de sus esfuerzos de creación de riqueza, reduciendo sus ganancias de inversión con el tiempo. Son, en esencia, rendimientos negativos. Tomemos los fondos mutuos, por ejemplo. Las tarifas de los fondos mutuos pueden acumularse, ya sea una tarifa de transacción cuando compra o vende (que a menudo se conoce como una carga), o tarifas anuales que se pagan de forma continua.

Avanzando el Año Nuevo, tiene dos opciones para limitar lo que está pagando en tarifas. La primera es repensar sus opciones de inversión. Por ejemplo, si invierte mucho en fondos mutuos administrados de forma activa, es posible que pueda recortar parte de la tarifa si opta por fondos cotizados en bolsa (ETF) o fondos indexados administrados pasivamente.

Si ya eligió fondos de costo relativamente bajo, pero las altas tarifas de asesoría están afectando sus ganancias, puede ser el momento de pensar en cambiar de asesor financiero. Al examinar a los posibles candidatos de reemplazo, revise cuidadosamente la estructura de tarifas, sus servicios y sus credenciales profesionales para que comprenda lo que tienen para ofrecer y lo que va a costar.

  • Expanda su cartera

La diversificación es importante para proteger sus inversiones de la volatilidad del mercado. Si sus inversiones se concentran en una clase de activos en particular, está poniendo en riesgo toda su cartera si ese sector del mercado experimenta una recesión. Si sus inversiones carecen de variedad, inyectar un poco de sangre nueva en sus propiedades debería estar en su lista de tareas pendientes.

Los bienes raíces, por ejemplo, pueden ser una buena protección contra las fluctuaciones del mercado. Si aún no está invirtiendo en bienes raíces, este podría ser un buen momento para considerar agregar una propiedad de alquiler a su cartera. Como alternativa, invertir en un fideicomiso de inversión inmobiliaria (REIT) o aventurarse en el crowdfunding inmobiliario podría permitirle obtener los beneficios de ser propietario de un inmueble sin tener que comprar una propiedad.

  • Conviértase en un reequilibrador regular

Reequilibrar periódicamente su cartera le ayuda a garantizar que mantiene la asignación de activos adecuada para cumplir sus objetivos de inversión. El problema es que, con demasiada frecuencia, los inversores no toman un papel práctico en la gestión de sus inversiones y prefieren un enfoque de “configúrelo y olvídelo”.

Si no ha prestado mucha atención al reequilibrio en el pasado, el Año Nuevo es una oportunidad para cambiar las cosas. Por ejemplo, si normalmente reequilibra una vez al año, piense en aumentarlo a semestral o trimestral. Si bien no es necesario que revise la asignación de activos a diario (y ahí radica la locura, más el riesgo de reaccionar de forma exagerada ante cambios menores del mercado), debe estar al tanto de lo que está sucediendo con sus inversiones.

  • Aumente su eficiencia fiscal

Junto con las tarifas de administración, los impuestos pueden representar otro drenaje para sus inversiones.

Con una cuenta de inversión sujeta a impuestos, por otro lado, debe tener en cuenta la activación del impuesto sobre las ganancias de capital. Este impuesto se aplica cuando vende una inversión por más de lo que costaba cuando la compró. Una forma de minimizar este impuesto es elegir inversiones eficientes desde el punto de vista fiscal, como ETF o fondos indexados. Este tipo de fondos tienen una menor rotación en comparación con los fondos administrados activamente, lo que reduce la frecuencia de eventos imponibles.

La línea de fondo

Estas resoluciones pueden ser útiles si está listo para presionar el botón de reinicio en su estrategia de inversión para el Año Nuevo. Sin embargo, la parte más difícil de hacer resoluciones es ceñirse a ellas. Para asegurarse de mantener el rumbo, considere cómo encajan en su plan financiero más amplio.

Post Author: manacesbusiness

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *